Kid Icarus Uprising

Mucha gente se preguntó jugando a Smash Bros Brawl de Wii que quién era el ángel aquel que podían usar luchando contra Mario, Link o Samus como si fuese uno más, y no les culpo, porque no volvió a verse desde Game Boy ningún juego protagonizado por él.

Después de veinte años desde su última entrega, la saga Kid Icarus vuelve a hacer acto de presencia, pero esta vez de la mano de Masahiro Sakurai siendo el único juego que veremos de Project Sora, y cambiándolo bastante si lo comparamos con sus anteriores ediciones porque pasa de ser un beat ‘em up a ser un shooter en tercera persona. Como es de esperar, vuelves a ponerte en el pellejo de Pit  para volver a enfrentarte a la renacida Medusa porque de nuevo quiere destruir a la humanidad.

Sigue leyendo

Final Fantasy IV

Hace más de dos décadas, concretamente en 1990, después de terminar el tercer título de su saga fetiche, Squaresoft se propuso preparar dos nuevas entregas: Una para Famicom, y la otra para Super Famicom (que todavía estaba en desarrollo), y serían la cuarta y la quinta de la franquicia. Por temas económicos y de fechas de entrega tuvieron que cancelar el proyecto para Famicom y preparar la cuarta para la consola que estaba por llegar. Finalmente el juego vio la luz el año 1991 en el mercado japonés, y hoy escribiré sobre éste, el primer episodio para Super Nintendo: Final Fantasy IV.

Sigue leyendo

Zelda II: The Adventure of Link

The Adventure of Link, la secuela directa del primer Zelda que salió para NES en 1988 (un año después que en Famicom), no tuvo el éxito esperado porque la gente buscaba algo más parecido a la primera entrega. Éso se notó cuando publicaron en Super Nintendo “A Link to The Past”, que volvía a la onda del original pero añadiendo detalles del segundo y algunas mejoras en la jugabilidad.

Pero no es de la entrega de Snes de la que hablaré hoy. Para muchos, Zelda 2 es considerado la oveja negra por su elevada dificultad, el tener vidas, que no estén el arco ni las bombas, que no hayan ni rupias ni tiendas, etc. Todos ellos son motivos de peso, pero el motivo principal es que la acción se desarrolla en scroll lateral. Todas esas cosas (y algunas más) lo convierten en un juego diferente, pero no peor.

Sigue leyendo