Mi historia con Mario Kart

Cuando era joven e inexperto y además poseedor de una Super Nintendo, me consideraba un nintendero renegado por querer también jugar con el erizo azul que incluso tenía cromos del Bollicao. Los tiempos cambian, y aunque a día de hoy prefiera no etiquetarme ni casarme con ninguna compañía, siempre quedará en el recuerdo que en mi infancia todas las consolas que pasaron por mi casa eran de Nintendo. Uno de los juegos que más exprimí en su día no fue otro que Super Mario Kart, el primero de una saga que presume de tener una única entrega por plataforma, y que la mayoría de los que hemos empuñado un mando alguna vez en nuestras vidas también hemos jugado a cualquiera de sus entregas en alguna ocasión. Mi relación con esta saga siempre ha sido de amor y odio y hoy os la voy a resumir en esta entrada, y todo ésto viene porque Super Mario Kart fue uno de los juegos a los que más horas le he echado hasta hoy.

Super Mario Kart fue mi primer contacto con un juego de conducción, y el hecho de poder acribillar a tortugazos a algún amigo lo convertía además en un juego tremendamente divertido y rejugable sobretodo en compañía: Ningún juego me ha frustrado más que éste tras una derrota, y ningún juego me ha alegrado más que éste tras una victoria. Como nunca he sido muy futbolero (de hecho, nunca me ha gustado el fútbol), pienso que ésa experiencia al jugar a un juego de fútbol y de querer estampar el mando cuando piensas que es injusta ésa falta que no ha pitado el árbitro, y que además tu compañero ha aprovechado la ocasión para meterte un golazo de los que hacen historia… La viví con Super Mario Kart.

Esta primera toma de contacto fue de las mejores experiencias que he tenido en consola, por haber estado ahí durante años, y porque con el paso del tiempo continuaba siendo igual de fresco que en la primera partida. La mayoría de las entregas posteriores no me parecieron tan buenas como ésta, y ahora os diré el por qué:

Desde su primera incursión en el 3D en Mario Kart 64, el mejor de la saga para muchos, no para mí, la cosa cambió drásticamente: Se prescindió de las monedas que daban un toque de estrategia al juego, pero ésto no me habría importado si el control del juego fuese el de siempre: La forma de girar que tenía en este juego era muy distinta a la de su versión de Super Nintendo, hasta el punto de no parecerme el mismo juego. Si el manejo de por sí ya me echaba para atrás, también añadieron el objeto maldito en esta entrega: La tortuga azul. El hecho de no poder controlar bien tu kart y que te fulmine una tortuga de color azul sin importar la ventaja que puedas llevar, le restaba mucho encanto al juego en mi opinión. Entiendo que quisiesen aumentar la competitividad en la saga, pero sinceramente, a mí también me gustaba doblar a los rivales y a partir de este juego nunca más podría.

Tal fue mi decepción que no tardé en devolverlo para invertir el dinero en otro juego, el Bomberman Hero (bastante regulero, por cierto, pero lo disfruté muchísimo en su momento). Tiempo después volví a conseguir el juego, pero continuaba arrastrando ésa sensación y creedme, el empeño que le puse por encontrar las maravillas que todos veían en esta entrega no fue precisamente pequeño. La entrega que apareció en GBA recuperó las monedas, pero arrastraba también ése tipo de manejo que no me convencía, no se si me comprenderéis o no, pero no estaba cómodo ni con éste ni con en el de N64, y era coger del cajón el de Super Nintendo y disfrutar como el primer día incluso años y años después. Lo que parecía inevitable ocurrió: Perdí mi confianza en esta saga, así que por ejemplo, el Double Dash! de Gamecube no pude disfrutarlo como es debido en su momento porque tenía (y tengo) poco dinero y otras prioridades antes.

Luego se publicaron sus respectivas versiones para Wii y para Nintendo DS, y aunque el primero no lo he jugado aún como es debido, el segundo me pareció sublime: No podías doblar a los rivales, no habían monedas, pero el control era igual que en Super Nintendo. También añadieron muchísimos modos de juego y la opción de jugar online, distintos modelos de Karts, incluso motos si no recuerdo mal, y hasta te daban la opción de crearte un símbolo propio dibujándolo con el stylus. Las horas muertas en el turno de noche se convirtieron a partir de aquel momento en una batalla campal gracias a este juego, porque éramos unos cuantos los que lo teníamos y jugábamos en línea los días que se terminaba la faena y no teníamos nada mejor que hacer. Esta entrega me hizo recuperar la confianza en esta saga, y cuando fue publicado en Nintendo 3DS, no tardé mucho en conseguirlo.

Mario Kart 7 es un gran juego que vuelve a recuperar las monedas pero tiene menos modos de juego que el de DS y no puedes dibujarte un emblema como en esta entrega que menciono. La opción de poder utilizar un Mii (cosa que en el de Wii también se podía) le hace ganar muchos puntos, no podéis ni imaginar a PaRappa lanzándole tortugas a Bowser. Por otro lado, otro detalle que me gustaba en Super Nintendo es que los objetos que conseguías eran aleatorios y no se a partir de qué entrega dejó de ser así, pero para mí era otra seña que se perdió con el paso del tiempo. Además, la inclusión de personajes de relleno como Metal Mario o Floruga tampoco me llama demasiado la atención (pudiendo haber incluido a Waluigi y a Birdo, por ejemplo), pero he de decir que tanto esta edición como la de Nintendo DS sí esán a la altura del que apareció en Super Nintendo, aunque éste último para mí siga siendo el mejor.

Y bueno, esta entrada es totalmente subjetiva, no digo que las entregas posteriores que a mí no me gustaron no sean buenos juegos, pero nunca me atrajeron (por ejemplo, con el Programa de Embajadores recibí la entrega de Advance y sigo pensando lo mismo). Y para terminar la entrada, quería preguntaros cual es la entrega que más habéis disfrutado vosotros de la saga. ¿Soy el único raro que continúa prefiriendo el de Super Nintendo? ¿Merezco la muerte por no gustarme el de 64? ¿La frase “a robar carteras” sería aplicable en el juego? ¿Sería “a tirar tortugas”? Nadie lo sabe, pero quizá algún día lo podamos desvelar (o no).

11 thoughts on “Mi historia con Mario Kart

  1. Bueno, para mi si es el mejor el de Nintendo 64 xD, pero al de Super le vicié también cosa mala xD, creo que he viciado a todos de hecho, menos al de 3DS que todavía no le tengo.

  2. Yo la verdad es que era Segero de toda la vida (hasta la PSX) pero me eche unos vicios de escándalo al Mario kart de la super en casa de un amigo y la verdad es que no se si eche mas horas al de la super o al de la 64 (también en casa de un amigo). A mi me gustaban los dos, me eche vicios con los colegas con ambas versiones y la verdad es que tengo muy buen recuerdo de ambas entregas.
    Entregas posteriores he jugado, pero de pasada y la verdad no sabría decirte si están a la altura de sus predecesoras.

  3. Como juego siempre me ha parecido el mejor (dentro de sus limitaciones) la entrega de SNES, pero obviamente el Mario Kart 64 tenía un componente genial y pocas veces visto, el multi a 4 jugadores, por lo que se convirtió en el rey de las fiestas. Como tu, dejé la saga a un lado por cansacio, hasta que un día me animé a probar la versión de DS y quedé realmente sorprendido, la versión para DS es un gran juego. Sobre 3DS no puedo decir nada porque aún no lo he probado, que primero va Super Mario 3D Land, pero pinta muy bien y además ha colaborado Retro Studios, que seguro que se nota ^^

  4. Bueno, yo fui de Sega plenamente, pero en casa de un amigo vicié muchas veces al Super Mario Kart. Muy divertido y frustrante en la derrota como bien dices, pero sobre todo por la mala leche de los amigos que celebran la victoria de forma… pérfida XDD, aunque después, en la victoria mía, se la devolvía XDD. Después me he saltado mucho de Mario Kart por mi falta de afinidad con Nintendo, y solamente he jugado al Double Dash (me gustó mucho) con mi duo Baby Bowser/Wario XD, destrucción total a bombas y caparazones gigantes; y el de Wii, que aunque echaba de menos los ataques especiales de cada personaje como en Double Dash (un cambio drástico para mí con la poca experiencia que tengo con la saga), me divirtió bastante.

  5. En mi caso tuve una historia un poco rara con Mario Kart, y es que yo jugué primero al de Nintendo 64 (gracias a un amigo que tenía la consola y 4 controles) y posteriormente probé la versión de SNES.

    Supongo que por eso es que me parece que Mario Kart 64 es el mejor de todos, y es que desde la primera vez que lo jugué quede enganchadísimo. Ir descubriendo una a una las espectaculares pistas y los atajos realmente era algo único. Y claro aparte tenías esos gráficos espectaculares y todo se movía a gran velocidad, incluso si participaban 4 jugadores simultáneos.

    Luego probé el de SNES y si bien me encantó, creo que le faltaba esa magia de la experiencia multijugador que en cambio si encontrabas en la versión de N64. Claro que luego de jugarlo uno llegaba a entender cómo había influenciado este juego para la creación del su secuela, y creo que por esa razón puede tener mayor relevancia la versión de SNES, pues sería el juego que dio el puntapié inicial.

  6. Yo debo reconocer que al que más caña le dí fue al Crash Team Racing, perdón quiero decir al Mario Kart 64 (en casa de los amigos, porque en mi casa estaba el señor Crash y no era lo mismo).

    De todo lo que mencionas, me quedo con la perdida de aleatoriedad en las entregas más modernas. Ir el primero es sinónimo de obtener cajas falsas, plátanos, y si estás de suerte un kit de 3 torntugas, ir último te otorgará turbos infinitos, Bill Balas, Caparazones azules, etc. Esto es algo que no me gusta en absoluto, ya que pierde parte de su encanto.

  7. Es que eso de las monedas… yo en su momento no lo entendia eh? yo las veia, y las iba cogiendo. Y no se si era por motivacion o no pero el coche iba relativamente mejor. Asi un no parar que hacia que cada carrera fuera un show.
    Lo unico es que el tema de la conduccion… yo fui mas del DD. El de 64 me divirtio en su momento, pero la posibilidad de que hubiera mas destruccion para mi fue el mejor logro. Aun a pesar de las trampas que hace el juego (las hace, y descaradas sin ocultarlo), y de lo casual que es el recibir un cascaron azul varias veces en el mismo torneo…. Pero son las reglas del juego, y mas o menos me he adaptado a ellas.
    Lo que me ha ido gustando menos, es el sistema de objetos. Realmente podia tocarte casi de todo y en cualquier posicion en el Mario Kart de Super Nintendo. Evidentemente no un rayo siendo primero, ya incluso en la Super se montaron su algoritmo para los objetos. Pero por ejemplo en el Mario DD, Sone y yo en nuestros epicos combates, sabiamos que en momentos jodidos, si todo estaba apretado, nos salia mucho mas a cuenta retroceder un par de posiciones durante unos segundos para que casi con total seguridad nos tocase una estrellita o un rayo.
    Pero es eso, todo nos compensaba por la destruccion, y la posibilidad de putearnos usando una seta y robarnos los objetos… A mi es el que mas me ha gustado. Y despues el de Super, que era dificil y cabron con ganas.

  8. No esperaba tanta variedad de opiniones sobre este tema. Gracias a todos :). Sepan también que la frase completa sería “¡A tirar tortugas! ¡Que no hay setas para correr!”.
    @FastETC: No, si para gustos colores, a mí me decepcionó por su manejo pero no tendría la fama que tiene si fuera un mal juego. Pues cuando lo tengas echamos unos piques :).
    @MaketasRock: Yo al de Nintendo 64 no pude comprobar en su día el multijugador porque lo compré con la consola (en el Mario Pack y a parte compré el 64), y cada mando costaba 5.000 pesetas. Cuando ya tuve cuatro mandos y el Mario Kart 64 lo volví a comprar ya era demasiado tarde porque el Super Smash Bros. me embrujó de mala manera xD.
    @Roy Ramker: Creo que te hará gracia el 7 sobretodo porque recuperan melodías del de Super Nintendo, por ejemplo cuando una vez has terminado una carrera o la del menú, que como no encuentro la primera, te dejo ésa:

    Lo de Retro Studios lo sabía por un comentario que hiciste en tu blog, la verdad es que son unos auténticos cracks.
    @Sone: Me has picado la curiosidad con el Double Dash!. Lo compré harán dos años ya por 3 euros en una tienda perdida de la mano de dios, y si te digo la verdad, nunca le di la oportunidad que merecía. Quizá cuando lo haga, si me gusta, le dedico una entrada :). Los piques entre colegas al Mario Kart sacan lo peor que llevamos dentro xDD.
    @pixfall: Quizá si yo hubiese comenzado con el de 64 opinaría de la misma forma, y además, el hecho de jugar a 4 lo convertía en un juego divertidísimo. Lo malo era si, como yo, estabas adaptado al manejo de la entrega de Snes. Pienso que si en esta entrega se hubiese podido jugar a 4, conservaría más adeptos de los que tiene.
    @GredXII: Toda la razón. El hecho de que se pierdan los objetos aleatorios resta muchísimo a los últimos Mario Kart. Ser el primero y que casi siempre te toquen plátanos no es divertido :(.
    @rapsodos: Precisamente si se puede hacer que en las últimas posiciones te toquen balas, setas amarillas o estrellas, podrían hacer también que fueran aleatorios pero cancelando la tortuga azul y el rayo en la primera posición. Bueno, éso pienso yo. Tendré que darle un tiento al DD, y veros a ti y a sone en un pique Mariokartíl tiene que ser un espectáculo :D.

  9. Yo tampoco soy futbolero, pero me ha gustado ese símil entre recibir un conchazo y una falta injusta. XD

    Yo llevo tres (¿cuatro?) años dándole casi semanalmente al online de Mario Kart de Wii y es un vicio tremendo. Si no te gusta el control, evidentemente no lo vas a disfrutar. Pero si eso no es problema, es casi el mejor Mario Kart (sobre todo porque partidas a 12 son puro vicio :D).

    A falta de probar a fondo MK7, el mejor sin duda es MKDS. El más completo y equilibrado de todos los habidos, y con la mejor selección de escenarios hasta la fecha. Entre el Double Dash!! y el de Wii es cuestión de gustos, aunque yo pondría por delante el de Gamecube. Me gustaba el toque estratégico de llevar dos personajes, permitiendo llevar dos objetos a la vez. Además, el modo Recopa (creo que se llamaba así) era tremendo: un torneo con todos los circuitos del juego de forma consecutiva. Nada de los escasos 4 circuitos habituales. Esa modalidad debería regresar, y ser compatible con el juego online.

    Y sí, definitivamente Birdo debería salir en todos los Mario Kart. Me encanta trolear al personal llevando a Birdo. 😀

    • Birdo, Buuuuh xD Aunque nunca habia pensado en el personaje en si para trolear… A mi me molestaba mas por su “ataque especial” en el DD, no por otra cosa. En ese aspecto como la gracia y pique que habia con Sone era el de ser el mas destroyer, los huevines de Birdo era un poco gñe… aunque a veces te alegraba la vida.

      Ojala vuelvan los ataques especiales y sea a dobles!!

  10. @317words: Sí que es mejor el de DS en mi opinión. Y trollear con Birdo sería lo máximo :D. Por cierto, Waluigi tampoco está, pero me topé con alguien en online que se había hecho un Mii con su aspecto, épico xD.
    @rapsodos: Estaría bien, sí xD. Ahora que le estoy echando unas partidas al Double Dash!, me estoy dando cuenta de lo mucho que me está gustando :D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s