Brindemos por… Ésos males necesarios

Pepinillos en Vinagre está que tira la casa por la ventana y estamos en plena época de creación de secciones. ¿Qué más se puede pedir? Pues por pedir podrían pedirse muchas cosas, es así, pero hoy me centraré en ciertos personajes de videojuegos que muchos hemos sufrido alguna vez. Personajes que cuando aparecen piensas: Otra vez no, o algún derivado no tan apto para todos los públicos que prefiero guardarme para otra ocasión.

A lo largo de muchas historias que los videojuegos han logrado retener en nuestra memoria también se ha logrado que perduren ciertos personajes “memorables”, por llamarlos de algún modo. Ya sea un enemigo o alguien que quiera ayudarte, lo que tienen en común estos personajes no es otra cosa que lograr incordiarte a lo largo de la historia como ningún otro personaje sería capaz y muy bien además. Lo cierto es que son tan buenos haciéndolo que en muchas ocasiones, cuando el final del camino está cerca y no aparecen, los echas de menos porque se han hecho tan pesados a lo largo de la historia que incluso se han hecho querer, y no volver a encontrarte con ellos resulta hasta decepcionante. Otras veces son, sencillamente, enemigos incordiantes que cada vez que aparecen lo maldices a él, a su padre y a toda su familia si es menester, pero cuando pasa el tiempo no puedes evitar recordarlos con nostalgia (o no, pero ésa es otra historia que otro día tocaremos con más calma).

Así nos quedaríamos muchos de nosotros al ver a tan queridos compañeros de nuevo, y sí, el momento merece una segunda cabecera para el post y además con un título apto para todos los públicos.

Por todo lo que son y han sido, hoy os propongo un brindis por tan entrañables compañeros y por los tan magníficos momentos incordiantes que nos han ofrecido desde tiempos inmemoriales, que son un placer ser sufridos para jugadores experimentados como los que estáis leyendo ésto ahora y por éso merecen que les rindamos un homenaje tan especial como éste. Pero no sería tan especial este momento si no os citara algunos personajes míticos en el buen hacer del arte del incordio avanzado, así que voy a mostraros unos ejemplos para arreglarlo:

El primer ejemplo que se me ocurre me lleva directamente al búho de la saga The Legend of Zelda, vulgarmente conocido como Kaepora Gaebora. El personaje en cuestión aparecía cada dos por tres para darte una charla deliciosamente larga y tediosa para que, al final, te dijera si querías que te la repitiera. Los intrépidos y audaces jugadores como nosotros, curtidos en el arte de pulsar un botón de forma rauda y veloz, caíamos en la trampa de volver a repetir sus parrafadas una y otra vez porque la primera opción facilitada era el “sí”, y por ésto, tras tanta charla innecesaria por su parte, este personaje ocupa un espacio inmenso en nuestros corazones.

Otro personaje clásico en el arte del incordio es el típico ser envuelto de oscuridad que persigue hasta la saciedad al protagonista cada dos por tres y aparece siempre en los momentos más oportunos. Muchas veces, para el deleite de muchos, el último enemigo abatible del juego era éste y una vez lo has derrotado sientes una satisfacción tremenda, pero sobretodo un alivio incomparable por no volver a cruzarte con él. Puede manifestarse en forma de Dahaka, Samus oscura y de muchas otras formas, pero al fin y al cabo, por muchas formas que tenga, su función siempre es la misma.

Otro ejemplo es el del típico rival que siempre está un paso por delante de ti, aún recibiendo una monumental paliza por tu parte cada vez que se cruza en tu camino. El chico, arrogante encima hasta el final, sin importar los palos que se lleve, ha derrotado a todo el mundo antes que tú y normalmente también se convierte en tu enemigo como prueba final, recibiendo su monumental paliza correspondiente también. La cuestión es que antes de llegar a ése punto, se va cruzando en tu camino en los momentos menos oportunos para retarte a un duelo, y por ésa razón estableces un vínculo muy especial con él (ejem).

Por otro lado, tenemos a la típica criatura como Ultros de Final Fantasy VI, un personaje que se enfrenta a ti a lo largo de toda la aventura en muchísimas ocasiones, pero que al final le coges hasta aprecio. Es entrañable porque da hasta gusto “zurrar” a estos personajes, pero concretando con Ultros, cuando al final se queda en la recepción del Coliseo y no puedes “zurrarle” más, sientes un vacío interior tremendo. Muchas simpatías ha generado este carismático y peculiar pulpo, y de hecho ése gran juego conocido como Final Fantasy VI perdería mucho encanto sin su presencia.

 

El típico enemigo que aparece en el mapeado y que es un suplicio de derrotar también tiene cabida aquí. Si los conoces no son para tanto, pero siempre corres el riesgo de recibir su impacto. Estos personajes piden más cautela que otros (o no), y son un suplicio cuando aparecen sobretodo cuando estás debilitado (en el caso de los Hermanos Martillo, con Mario sin ni siquiera una simple seta, ya me diréis).

*Bonus track (con spoilers): 

Sí, ya sé que Zero os gusta a todos, pero… ¿Es realmente necesario que en cada entrega aparezca si en todas muere? Al final, y concretamente en mi caso, cada vez que juego a una entrega de MegamanX y aparece Zero estoy más atento de averiguar en qué momento va a morir que no en la historia principal, y por esta razón el personaje se convierte en un “mal necesario” en la saga. En los Megaman normales, Protoman sería muy apropiado para el post también, pero quería puntualizar cómo un personaje con carisma como Zero puede aparecer en un post como éste.

Y éstos son todos. Son muchos los momentos memorables que estos personajes entrañables nos han dado. Las frustraciones, angustias o la rabia o todo junto pero con cariño siempre es sana, y es por éso que desde Pepinillos en Vinagre les dedicamos a tan magníficos seres que tan buenos momentos nos han dado este homenaje tan especial.

Brindemos por todos ellos.

Y ésto es todo por hoy. Muchos más se han quedado en el tintero, y también habrán muchos en los que ni siquiera he pensado (seguramente), pero mi homenaje va dirigido a todos estos célebres, encantadores y maravillosos personajes por igual, y espero que también lo sean para vosotros, queridos lectores, para que brindemos todos juntos.

13 thoughts on “Brindemos por… Ésos males necesarios

  1. Bueno, enemigos y aliados hay muchos xD A mi me vienen dos claros ejemplos, el primero Nemesis de Resident Evil, cosa más pesada imposible, da igual lo que le hiciera, te perseguirá hasta el fin del mundo gritando STARSSSSS xDDD

    Y por otro lado Seymour de Final Fantasy X, que enemigo más pesado, simple y facilón prácticamente en todas las batallas, y el tío es tan cansino que volvía incluso de la muerte para seguir dando por saco xDDD A mi personajes así me gustan, le dan más vida y carisma al juego y siempre buscas ese combate definitivo de verdad (que en los juegos de antaño era un combate final secreto chungo xD).

    Y que grande Ultros, brindo por él, ¡salud! xDDD

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Que sepas que me ha encantado este artículo, te ha quedado de lujo, particularmente siempre me acordaré del pesado de Gary, ahí esperándote a la salida de las cuevas tras luchar contra mil Zubat, e incluso al final del juego.

    Creo que todos hemos caído con el puto búho de Zelda, seguro que en Nintendo ponen el “si” en primer lugar solo para joder porque saben que nadie se lee ese tocho xD

  4. Qué buen atículo! Yo añadiría el típico enemigo, normalmente final boss, que una vez que lo matas, aprovecha la transformación de turno para curarse y vuelta a empezar. Estos dan mucha rabia!!😀

  5. @fastone2k: Si su iPhone lo dice… ¡Bailemos pues! xDD
    @arpiman: Bueno, a mi parecer Nemesis podría ser aplicable a la segunda “categoría” y Seymour sería una mezcla entre la tercera y la cuarta, pero no, no había pensado en ellos xDDD. Una genial aportación sin duda y un grano de arena enorme para el post🙂.
    @Roy Ramker: El búho de los Zelda es un tl;dr en toda regla xD. Gracias por tus palabras🙂.
    @GredXII: Miedo me da ese HammerThor, con ésa carita de ángel y con Mario pulverizado a sus pies, la verdad es que yo no me acercaría ni a diez metros xD.
    @SreverS: Por desgracia no todos podían o pueden matarse xD.
    @El Malo del Final: El final boss que se transforma y se recupera es un gran aporte también😀, tenía muchas frustraciones por su culpa sobretodo si el grupo estaba debilitado por el combate anterior, ya que por norma sólo era él quien se recuperaba y quizá te habías quedado incluso sin pociones en ése combate xD. Y por cierto, no puedo irme sin mencionar que es un aporte digno de tu nombre, así que mejor todavía xDD.

  6. Otra vez tu no… cada vez que veo a los lagartijos en el Zelda… siempre se me hacen cuesta arriba. Malditos sean xD
    Ahora a rezar para que no me salgan en un ratito… gracias por recordarmelo xD

  7. Yo la verdad que a algunos de estos no los conozco por no ser muy apegado a los RPGs. Pero aparte de Nemesis que ya nombró Arpiman, otro enemigo carismático para mi sería el Pyramid Head de Silent Hill 2… pero ninguno alcanzará el nivel de miedo y desesperación que sentía al ver a Evil Otto de Berzerk.

  8. Qué grande, Ultros de FFVI. Un amigo mío llegó a plantearse cuántos dientes tenía xDDD. La verdad es que no llegó a saberlo… creo que depende del juego variaba o algo. Entre unos pocos estuvimos debatiéndolo, pero no llegamos a ninguna conclusión xD.

    Yo añadiría a Stan de la saga Monkey Island. Qué tío más porculero, con esas manos que no paran de moverse. Encima te lo encuentras en todas las entregas vendiéndote cada vez una cosa xD.

  9. @rapsodos: Los “lagartijos” del Zelda, les tengo una manía increíble xDDD.
    @pixfall: Pyramid Head es uno de los grandes también. Berzerk lo probaré, me has intrigado mucho😀.
    @tifita: Tu amigo es un señor xD. Nunca había pensado en contarle los dientes, éso sí que es grande🙂. Stan… Sí, era un cansino xD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s