The Legend of Zelda: Majora’s Mask

Una costumbre que habían tomado con la saga The Legend of Zelda a partir del A Link to the Past no fue otra que la de no repetir episodio por plataforma, pero tras el éxito cosechado con Ocarina of Time, Nintendo no dudó en publicar una segunda entrega de una de sus sagas por excelencia, y además lo hizo arriesgándose y creando un juego extraño, atípico e irrepetible.

The legend of Zelda: Majora’s Mask, o Zelda Gaiden, al igual que su predecesor en N64, contenía la friolera de 256 megas en un cartucho dorado para la ocasión. El juego, además, no permitía ser jugado sin el Expansion Pak, el equivalente al Chip FX para Nintendo 64, dando vida y color de esta forma al mundo animado y minuciosamente elaborado que brindaban al jugador y permitiendo de esta forma que apareciesen más personajes en pantalla.

La acción transcurría en Termina, un mundo paralelo a Hyrule, algo que anteriormente sólo se había visto en la entrega que apareció en Gameboy y su isla Koholint y las similitudes no terminan ahí porque en este juego tampoco obtenías la trifuerza ni te enfrentabas a Ganon, el antagonista por excelencia de la saga.

En esta ocasión, Link llegaba a las tierras mencionadas por perseguir a Skull Kid, una extraña criatura vista anteriormente en los bosques perdidos pero con la peculiaridad de portar una máscara muy extraña, la máscara de Majora. Éste engaña a Link y le roba la ocarina del tiempo y a su caballo Epona, pero además nuestro protagonista sufre una transformación como castigo por perseguirle y tratar de reclamar sus pertenencias, adquiriendo el aspecto de un Deku y llegando a un mundo desconocido. Además de tener un aspecto que no era el suyo y de tratar de enfrentarse a algo desconocido y misterioso, el mundo que lo rodeaba era distinto pero sus habitantes eran muy parecidos y además se cernía una catástrofe que lo destruiría todo en 72 horas porque pasado ése tiempo la luna caería del cielo y todo acabaría. Link termina recuperando su ocarina de manos de Skull Kid y, al tocar la canción del tiempo, vuelve al primer de los tres días, al momento en que visitó este mundo por primera vez. Con la ocarina, aprende la canción de curación a través de un vendedor errante de máscaras que quiere recuperar su máscara de Majora, robada por Skull Kid, y al tocarla recupera entonces su aspecto característico pero obtiene una máscara con aspecto de Deku que al ponértela recuperas este aspecto.

En realidad, el juego apenas tenía mazmorras y sus jefes estaban bastante peor animados que en su anterior entrega, pero no importaba porque en este juego se centraron en las historias paralelas: En el juego, al tener un calendario definido y un reloj, todo ocurría en momentos determinados e incluso podías alterar el curso de los acontecimientos, conocer otros pueblos y ayudar a la gente y ésto era anotado en el cuaderno de los Bomber, un grupo de niños que su intención era ésa, ayudar a los demás, y a parte tenías eventos temporales como visitar lugares a los que sólo puedes acceder de noche, o personas que sólo aparecen por la noche o por el día, e ir coleccionando objetos tales como el arco, el gancho, el saco de bombas, botellas, la lente de la verdad, una cámara de fotos, o un repertorio del inventario exclusivo para máscaras, las protagonistas del juego.

Tenerlas todas no era nada fácil

Cada máscara tenía su función. Con ella puesta, al hablar con alguien obtenías resultados distintos en función a la máscara que tuvieses equipada. También, podías hacer acciones como bailar gracias a algunas máscaras que otorgaban habilidades especiales, o hacer creer a criaturas que eres una de ellas. Por otro lado también, al ayudar a un Goron y a un Zora moribundos con la canción de curación, se convertían en máscaras que aparte de otorgarte la apariencia y las habilidades características de cada raza, te daban también su identidad.

Las curiosidades en este juego no escasean en ningún momento. Personajes como las gemelas Rova, el jefe del Templo del Espíritu en OoT, en éste son unas humildes vendedoras de pociones (que, cómo no, te piden setas para realizar pociones), y el hada que acompaña a Link no es Navi sino Taya, un hada amiga de Skull Kid que no te acompaña por otra cosa que para encontrar a su hermano Tael, que acompaña a ésta criatura de los bosques. A parte, en el juego la canción del tiempo, que servía para volver ‘al principio’, si se tocaba al revés permitía ralentizar el tiempo o si se repetía dos veces la misma nota de ésta canción avanzabas de golpe medio día.

Link en este juego no crecía como en OoT porque el concepto no lo permitía, pero si conseguías todas las máscaras te daban la Fiera Deidad, la máscara más poderosa del juego, con la que únicamente podías enfrentarte a bosses, que caían rápidamente frente al filo de ésta máquina destructiva por ser una máscara tan poderosa como Majora. Hay que añadir sobre ésta que también recupera el haz luminoso, un ‘corte a distancia’ que no volvía a aparecer desde las ediciones de la saga en 2D, pero en este caso gastaba magia y sólo podía utilizarse si tenías fijado un blanco.

Son tantos los detalles que tiene este juego que se convierte en un imprescindible de la saga. Nadie esperaba una continuación del Ocarina of Time y menos aún un juego con tanta personalidad, en el que las historias paralelas cobran muchísima importancia y en el que un calendario tan exacto cobra tanto sentido.

Un juego muy especial y excéntrico en muchas situaciones, que no dudo en recomendaros si aún no habéis tenido el placer de disfrutarlo.

Fue publicado para Nintendo 64 y posteriormente para Gamecube en el Zelda: Collector’s Edition, y más adelante se volvió a publicar para la consola virtual de Wii.

Anteriormente publiqué una galería de fanarts sobre Zelda y publiqué también sus anuncios en Japón y unas tiras cómicas basadas en la saga, os lo vuelvo a dejar por si os apetece echarles un ojo.

Como dato de interés, una historia alternativa que recrea la creación de la máscara de Majora se ideó en el manga basado en el juego, y si queréis hojearlo podéis hacerlo desde aquí.

Es una experiencia que no os deberíais perder, no os dejará indiferente. Un gran juego ensombrecido por su predecesor.

9 thoughts on “The Legend of Zelda: Majora’s Mask

  1. Uno de los juegos más infravalorados de la historia, muy a su pesar siempre estará a la sombra de Ocarina of Time, más bonito, agradable y accesible, el tema del tiempo hecho a más de uno para atrás.

    Muy recomendable la visión de este vídeo:

  2. Un aporte muy interesante, hay muchos aspectos en los que no había pensado. Gracias Roy :).
    *Edito porque antes lo he escrito con prisas por falta de tiempo: El vídeo me ha encantado, me ha dado que pensar en muchas ocasiones. El juego es una auténtica obra maestra, una genialidad que poco a poco está obteniendo el puesto que merece, es decir, que estaba adelantado a su época, y la verdad es que es uno de los juegos más variados y más completos que he jugado nunca, y también más infravalorados :D.

  3. Bueno, ya conoces mi historia con los Zelda, aún tengo que jugar, y hasta que no le dé al Ocarina, este tendrá que esperar. Es curioso este juego. En su día no se hablaba apenas, sólo escuchaba hablar de Ocarina of Time, y de este apenas nada, parecía una decepción o aprovechar el tirón del anterior.

    Ahora se dan más voces de este título con defensas muy férreas. Y no es que digan malo, ni por debajo, ni diferente, siempre acaban diciendo que es un capítulo “especial”. No sé si es porque hay una propuesta mucho más abierta que nunca se había visto. Pero en fin, lo jugaré para intentar apreciar qué ve la gente y que es eso tan especial.

  4. este es un juego que siempre ha llamado mi atención, lamentablemente nunca he tenido la oportunidad de jugarlo, pero esa temática de las máscaras me parece un recurso con muchísimo potencial. he leído también muchos criterios que resaltan sus virtudes y el hecho de tener que vivir a la sombra del ocarina of time, lo que le ha valido una injusta calificación…

    luego de mirar el gran video que ha puesto Roy Ramker en su comentario, creo que las ganas de jugarlo se han incrementado… si bien no soy un fan muy acérrimo de la saga de zelda, reconozco que este juego me atre y mucho, a pesar de que queda por definir la cuestión de donde conseguirlo, en lo personal me encantaría poder probarlo en su versión original de N64, claro que es algo bastante difícil. A ver si vía emulador puedo finalmente llegar a disfrutarlo…

  5. @sone: Lo disfruté muchísimo en su día y como dice Roy Ramker es uno de los juegos más infravalorados de la historia. Quizá por no seguir estereotipos, quizá por no ser épico, por sus excentricidades, por esperar algo parecido al OoT, y en definitiva por ser distinto a lo establecido, no cuajó en el mercado. Algo que se me ha olvidado mencionar en la publicación es que fue el primer Zelda traducido al castellano, a veces es para matarme xDDD.
    Es el hermano ‘sucio’, la otra cara de la moneda. Para mí una genialidad desde que lo jugué por primera vez, me alegra que poco a poco esté adquiriendo el nombre que merece porque el juego lo vale. No debes perdertelo por nada :).
    @pixfall: Es muy bueno, sencillamente genial. Aunque sea desde un emulador, debes probarlo sí o sí xD. Algo interesante en comparación con el Ocarina of Time es su escasa / tremenda rejugabilidad. Me explico: Como el juego siempre empieza desde un punto concreto en el tiempo, casi como volver a empezar el juego siempre pero con los objetos que vas consiguiendo (pero eso si, tienes el arco pero te quedas sin flechas, por ejemplo) rejugarlo todo es sencillo, pero de tanto viajar por el tiempo, volver a empezar una partida nueva,desde cero, se haría un poco pesado. Es sin duda una obra maestra, muy distinta a Ocarina of Time, ni mejor ni peor, sencillamente distinta :). He de decir que a mí me gustó más que el Ocarina, pero hice para éste un análisis un poco extraño que lo homenajeaba mas bien por ser un juego demasiado típico, y por eso decidí escribirlo de forma atípica. Con Majora’s Mask no era necesario hacerlo, pero quizá le dedique un homenaje ultra-excéntrico en el futuro que llegue a la altura para no marginarlo yo también :D.

  6. Mejor Zelda ever. 😀

    La historia de Majora en el comic no la conocía, pero no me ha gustado nada, ni veo relación ninguna con el juego. Además, aunque alguna vez me he preguntado acerca de los orígenes de la máscara, siempre me he alegrado mucho de que sean desconocidos. Eso la hace misteriosa, desconocida. Y el temor a lo desconocido siempre es mayor y más intenso. Y si encima se trata de un objeto maldito, poseído por una fuerza maligna… pues estamos ante un objeto digno de las mejores leyendas. ^__^

    El vídeo de Roy me lo he visto del tirón. Gran recopilación, aunque algunas cosas un tanto forzadas y repetidas para llegar a 30 (como lo del cuarto día), cuando se deja fuera otras cosas como el espírito de la entrada del Valle Ikana, o el “alcohólico” del bar lácteo (sería “lechehólico, más bien xD). Pero es buena muestra de por qué Majora’s es para mí el mejor Zelda. Sombrío, triste, oscuro… detrás de ese aspecto colorista, se encuentra el Zelda más adulto hasta la fecha.

  7. Akismet lo había interpretado como spam, teniendo el honor de ser la primera persona del blog al que le ha pasado xD.
    El juego tiene muchos matices, toca muchos temas, desde emotivos a delirantes al máximo nivel. Es una experiencia inolvidable e irrepetible, porque muchos juegos se parecen al Ocarina of Time, pero ninguno al Majora’s Mask. No puedo evitar recordar a Kamaro, el ‘bailarín nocturno’, otro ejemplo de lo que quieres decir xD, pero he de decir que el juego es un collage de sensaciones tremendo: Desde lo de Anju y Kafei a la mano en la letrina, que se aparezca Keaton, ser un Goron, un Zora o un Deku y ver que te tratan de forma muy distinta según qué raza seas y con ésto me acuerdo del perro que está justo enfrente del reloj que da nombre a Ciudad Reloj y sus reacciones con las razas (pobre Deku xD). Podría citar cientos de cosas sobre el juego, todas muy distintas, todas muy originales. Jugar con el tiempo se me hizo muy ameno en este juego que siempre estará, para mí, entre los más grandes :D.

  8. Lo leí en su día, de hecho coincidimos en muchos aspectos, y aun no se por qué no comenté xD. Majora’s Mask es uno de esos juegos que raras veces aparecen, una genialidad que muchos deberían probar porque se patea a la inmensa mayoría de juegos actuales. Si han sacado un remake del Ocarina of Time deberían hacer lo propio con éste, claro que lo veo algo difícil porque ya han anunciado el remake del A Link to the Past y es una lástima :(.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s