El principio sin fin.

Inauguramos este blog con mucha ilusión. Y es que Zak Pepinillo y yo lo habíamos planeado hace mucho, pero como casi todo lo que pensamos se queda en el mundo de las ideas de Platón, Zak Pepe me ha obligado a empezar el proyecto junto a él. Y es que Zak Pepe es un tío peligroso, al que si le das un no por respuesta la historia puede acabar en tragedia. Y qué tragedia.

Aquí estoy, comenzando el blog.

No es un blog con un tema generalizado, ni siquiera tenemos una idea clara de qué puede salir de aquí. Sólo sabemos que ésto es algo que queremos hacer, y esperamos que vosotros disfrutéis tanto al leerlo como nosotros al escribirlo.

Es el principio sin fin. Cada idea es un comienzo, cada idea escrita en este blog será como volver a empezar a hacerlo. Porque cada idea es nueva también, pero se enriquece en nuestro tarro durante algún tiempo para coger ése sabor que tanto nos gusta.

Es un sabor característico, familiar, que a menudo vuelves para volver a probarlo, pero éste es un tarro especial. En éste nunca se terminan los pepinillos.

Lo importante no es el resultado, es encontrarle sentido a todo lo que hacemos.

2 thoughts on “El principio sin fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s